¿Conviene desestabilizar al Gobierno?

*Publicado en InformaValencia.

Se pregunta mucha gente si será bueno desestabilizar al Gobierno mediante las críticas a su gestión, o si acaso no sería mejor aunar esfuerzos para apoyarlo ahora, que ya habrá tiempo de sacarle los colores. El confinamiento, la incertidumbre y la depresión que amenaza invitan a hacerse esa pregunta. A mi juicio, no está bien planteada.

La pregunta que cabe hacerse es si se debe analizar y criticar la gestión del gobierno en las circunstancias actuales. El análisis y la discusión de su gestión conducirán a que el Gobierno rectifique sus posturas o las afiance, medite sobre la prudencia de sus actos y al final robustezca su mando o se desestabilice. Que suceda una cosa u otra no dependerá de los reproches o alabanzas que se hagan, sino de que las evidencias confirmen, mediante la contraposición de opiniones, que su gestión es mejor o peor. Quizá no debiera ser de este modo, eso no lo juzgo, pero es obvio que la estabilidad del Gobierno depende de la opinión pública, nos guste o no.

Criticar es analizar pormenorizadamente una cuestión y establecer un juicio de valor. Propalar mentiras con el fin de perjudicar no es criticar. Aprovechar los errores del Gobierno para defender otro discurso político tampoco lo es. Burlarse de su gestión con el fin de poner en evidencia que es mala… sí es criticar, aunque no sea de buen gusto. En cambio, hacerlo con el fin de apoyar otra ideología es vergonzoso. Pero criticar sí es analizar con detalle las decisiones del Gobierno y los motivos que las inspiran y juzgar luego como a uno le parezca, aunque conlleve desequilibrio.

Sucede que las críticas al Gobierno le suelen salir desequilibrantes. La gestión de la pandemia, la rigidez del confinamiento, la suspensión de los derechos civiles, las actuaciones sobre la libertad de prensa, las declaraciones sobre la propiedad privada, las medidas económicas, el trato a las instituciones… Muchos análisis y juicios sobre estas materias, o sea, críticas, concluyen que el confinamiento es excesivo e intolerable, y que no ayuda a que España no sea el país donde la pandemia pega más fuerte. También alumbran que los derechos civiles están por encima del Gobierno, y que suspender la actividad parlamentaria y la judicial y poner a las fuerzas de seguridad a su servicio es un abuso rayano al totalitarismo. Otros creen que preguntar por la conveniencia de una fuente única de información es poner en duda la libertad de prensa, lo cual puede conducir a la pérdida de la libertad de expresión, lo cual a su vez, irremediablemente, llevaría a la pérdida de la libertad sin más. Perseguir la información que contradiga las fuentes oficiales está en esa línea, y también hay gente que no lo tolera. Hay quienes opinan que las declaraciones sobre la propiedad privada, sobre la nacionalización de sectores productivos o sobre la intervención de los mercados atenta contra principios de libertad inalienables. Y como corolario, muchos piensan que las medidas económicas que propone la ideología del Gobierno llevará al país a la ruina. Sucede, decía, que esas lecturas desequilibran con facilidad al Gobierno, sobre todo porque muchas están bien fundadas y los argumentos que este utiliza para rebatirlas no siempre funcionan.

La pregunta sigue abierta: ¿conviene dudar del Gobierno, o nos irá mejor si reservamos las críticas para luego, aunque se equivoque? Personalmente, en tanto que científico, no me siento afín a las ideas filosóficas del escepticismo, del mismo modo que no me identifico cartesiano. Pero he de reconocer en la duda metódica de Descartes una herramienta útil, igual que encuentro una armadura en la postura de Pirrón. La cuestión, decía el griego, no es discutir sobre si las cosas las percibes de tal o cual modo, sino si son en realidad como estás diciendo. Y ahí el escéptico duda, duda y no concluye nada, con el fin de serenar el ánimo en los asuntos que dependen de la opinión y calmar el sufrimiento en los que se padecen por necesidad. Decía Sexo Empírico, a propósito del escepticismo, que “si en público planteamos problemas sobre los fenómenos no los ponemos con la intención de invalidar los fenómenos, sino para hacer ver la temeridad de los dogmáticos; pues si la razón es tan engañosa que casi nos arrebata hasta lo que percibimos por nuestros ojos, ¿cómo no habrá que mirarla con recelo en las cosas no evidentes, para no precipitarnos cuando la seguimos?” Esa es la parte del león: identificar al dogmático y poner sus opiniones en cuarentena, porque son principios innegables, indiscutibles, de obligatorio seguimiento, dogmas.

¿Es preferible entonces dudar del Gobierno, analizar su gestión y juzgarla? El misterio está en que de nuestro juicio dependerá su estabilidad, porque se mantiene por los votos, que dependen a su vez de la opinión pública. Es por eso que los gobiernos temen la crítica. Sin embargo, es deseable que el ciudadano conozca a su gobierno, medite sus decisiones, valore si se ajustan al interés general y al suyo propio y obre en consecuencia. Si el Gobierno es malo de acuerdo a su perspectiva razonada es mejor que lo sepa. Sostener ciegamente y en silencio a unos políticos que cree que dañan la convivencia es una necedad muy peligrosa. 

Con las críticas al Gobierno no se trata de discutir ahora si es mejor el totalitarismo socialista o el liberalismo capitalista, o cualquier gris intermedio. Se trata de valorar si su gestión está motivada por el bien general y no por sus intereses particulares. Y, en caso afirmativo, si ayuda o yerra. Ese análisis podrá desestabilizar al Gobierno, es muy probable, pero no hará ningún daño al ciudadano.

A ti, lector, no te duelen las críticas que puede hacerte aquel a quien amas y proteges. Las escuchas y procuras mejorar, para hacerle feliz. ¿Verdad?

1 comentario en “¿Conviene desestabilizar al Gobierno?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close