El hombre de fuego

Los canales helados, el aire lleno de agua, el termómetro derrotado, la nieve fina que amenaza y el viento agitando las espadas. No hay dolor, sólo frío, un frío que aterroriza los tuétanos. Si veis a alguien fumando en Amsterdam en enero bajo la nieve… temedle. Está dispuesto a hacer eso por un pequeño placer efímero. Imaginaos lo que será capaz de hacer por amor. Es de fuego.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close