1987

Foto del autor

Las efemérides, vistas desde lejos, resultan tristes. Cuanto menos despiertan nostalgia. En el año 1987 murieron Rita Hayworth, Fred Astaire y Lee Marvin, la dama más bella, el mejor bailarín y el tipo más duro del cine. A cambio, para nuestro consuelo, entró en el salón de la fama del rock la primera mujer, una tal Aretha Franklin. Ese año, a alguien le pareció prudente poner bombas en el Hipercor de Barcelona, y casi sin querer se murieron veintiuna personas que pasaban por allí. Se conoce que las bombas estaban de moda, Estados unidos probaba en Nevada, por esas fechas, unas atómicas diez veces más potentes que la de Hiroshima. Para compensar, el treintaiuno de diciembre le quitamos un segundo al año, haciéndolo coincidir así con el calendario gregoriano, porque la felicidad está en los pequeños detalles, como los 2665 años de condena con que fue sentenciada la mafia siciliana en aquel año. A falta de máquina del tiempo, solo la memoria nos permite saborear las mieles y las amarguras de aquel año. Pero… Antonio Sánchez tiene la máquina: en 1987 escondió en un tonel el jarabe de unas viñas de pedro ximénez, de las mejores cosechas que ha cultivado Toro Albalá. Hoy nos regala los aromas de aquel año como si no hubiera pasado el tiempo. Impagable recuerdo. Muy dulce.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close