Banalidades del pacto PSOE-Podemos

La política es el arte de convivir en sociedad. Nunca fue otra cosa. Su máxima es evidente: convivir lo mejor posible. Las diferencias de doctrina estriban, por tanto, no en el fin, sino en los medios para conseguirlo. Y no tanto porque los medios sean más o menos buenos, sino porque consigan o no eso de vivir mejor. A esta luz, el preacuerdo entre PSOE y Unidas Podemos es banal. El texto redunda en obviedades hinchadas y retóricas para decir solamente corolarios de la máxima política: vivir mejor. Con leves matices, desde el Partido Comunista hasta Falange Española, pasando por Vox, el Partido Libertario o el PACMA, podrían suscribir el acuerdo sin sonrojarse. Está salpicado, eso sí, de halagos a los sentimientos ciudadanos, lo cual se recoge en nuestra lengua bajo el lema de demagogia. Me explico.

El primer párrafo destaca el adjetivo progresista, que no les cansa. Es insustancial, o simplemente mentiroso. Todo el mundo apuesta por el progreso y no por el atraso. A mayores, progresista es el que tiene ideas avanzadas, por antonomasia el liberal radical, lo contrario sería retrógrado. Nada más lejano a los usos de PSOE y Podemos, al socialismo, o al comunismo, que hunden sus raíces más gloriosas en el s. XIX y que extendieron sus fracasos en el s. XX, con coletazos que todavía hoy resuenan en los países más pobres del planeta. Ojalá fueran progresistas de verdad. Es posible que le estén cambiando el significado a la palabra, porque socialista está ajada.

“Protección de los derechos sociales”, es también de lo primero. Cuánto me alegro, porque si abogaran por su destrucción, es decir, por la acabar con la autonomía, la libertad y la igualdad legal, me daría mucho miedo. Los derechos sociales están bien protegidos en las constituciones de los países avanzados como España. Por suerte, los políticos no pueden jugar con ellos. A falta de ideas que mejoren la convivencia, estos dos partidos abundan en lo obvio y asustan a sus electores con la amenaza de que sus rivales parlamentarios abolirán los derechos sociales. Pasiones aparte, nadie quiere eso ni tiene competencias para hacerlo.

Segundo párrafo: “defensa de la libertad, la tolerancia y el respeto a los valores democráticos”. Sí, porque si defiendes la exclavitud y la intolerancia y no respetas la democracia no puedes jurar ni el cargo. Les ha faltado decir que defenderán las matemáticas, el sol y el derecho a respirar. Como si fuéramos idiotas.

Tercer párrafo: “cohesión, lealtad y solidaridad gubernamental”, “idoneidad en el desempeño de las funciones”. Eso está muy bien. La ruptura, la deslealtad y la insolidaridad con el gobierno serían motivo de prisión, y poner al mando de cada tarea al menos idóneo contradice el segundo principio de la termodinámica. Supongo que lo remarcan para que quede claro que no van a dar un golpe de estado ni a poner de ministro a Rajoy, porque somos tontos.

El cuarto párrafo desglosa los “ejes prioritarios de actuación”, que irán orientados hacia los “principales retos”, lo cual es mucho mejor que dedicarse a lo intrascendente, claro. Uno a uno, que no tienen desperdicio.

1. “Consolidar el crecimiento y la creación de empleo. Combatir la precariedad del mercado laboral y garantizar trabajo digno, estable y de calidad.” ¿Imagináis alguien que quiera destruir el crecimiento y el empleo, fomentar la precariedad laboral, el trabajo indigno, inestable y basura? ¿En serio hay que decirlo? Todos los partidos quieren eso. El brete está en cómo conseguirlo.

2. El segundo punto es una macedonia de buenas intenciones que solo de oírlas se siente uno analfabeto. “Luchar contra la corrupción”, eso, en lugar de favorecerla. “Proteger los servicios públicos”, como dice la constitución, y no destruirlos, que sería delito. “Sostenibilidad del sistema público de pensiones”, claro, porque si lo hacen insostenible nos mearemos encima. “La vivienda como derecho”, muy bien, artículo 47 de la mencionada, a otra cosa. “Apostar por la ciencia”, y no por el desconocimiento, “como motor de innovación económica”, como si la innovación pudiera venir de algún otro sitio. “Recuperar el talento emigrado”, lo cual ha de ser un deseo más que una propuesta, porque obligar al emigrante a volver no está en su mano. Y la última de guinda y sin venir a cuento: “controlar la extensión de las casas de apuestas”. Es mi preferida, porque su buena intención está más allá de las libertades civiles. Las apuestas ya están más que controladas, es un sector hiperregulado, pero remarcarlo anuncia que concederán licencias por extorsión y no libremente. Y lo peor es que lo hacen con la buena intención de proteger al ciudadano, porque uno no debe ser libre de gastar su dinero donde quiera, de apasionarse con un partido de fútbol y meterle veinte euros al Getafe, sino que debe guardarlos para pagar impuestos solidariamente.

3. “Transición ecológica justa”, “protección de nuestra biodiversidad”, “trato digno a los animales”. No puedo estar más de acuerdo: la transición ecológica injusta no mola, la biodiversidad es mejor que el desierto y a los animales no se les maltrata. No admite discusión, ni vamos a encontrar a nadie que defienda lo contrario.

4. “Creación de riqueza, bienestar y empleo”. Es una suerte que no prefieran la pobreza, el malestar y el desempleo.

5. “Nuevos derechos” sobre la “dignidad”. Precioso, pero basta con que no nos quiten libertad. En ausencia de prohibiciones somos libres, no hay mayor dignidad. No necesito que los burócratas me aprueben el derecho a calzar para la izquierda, si no me lo prohíben llevaré el órgano como quiera. Se refieren, por ejemplo, a la eutanasia, y bastaría con despenalizarla. Hablar de derechos en este contexto es demagogia, caricia para los oídos emocionales y abuso de poder. Yo, el ungido, te doy derecho, y tú me amarás.

6. “La cultura como derecho”. No sabía que estuviera prohibida. ¿Acaso vendrán los fascistas a cerrar las bibliotecas? Recuerdo que el régimen comunista de Pol Pot prohibió la lectura en los años 70, pero no recuerdo otro caso igual. “El deporte como garantía de salud”. En fin, que la cultura y la salud están muy bien y son preferibles a la incultura y la enfermedad, estamos de acuerdo.

7. “Políticas feministas” obvias, no las voy a repetir, lo mismo que recoge la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano de 1789 en el artículo primero. ¡En el primero! ¡En 1789! Nacemos y permanecemos iguales en derechos. No hay más que rascar. Salirse de ahí es delito en nuestro código penal. Hacer política con eso es de ser un cretino sin alma. Esa igualdad la recoge también la Declaración Universal de los Derechos Humanos de 1948, ante la que, por cierto, solamente se abstuvieron Arabia Saudí, Sudáfrica y los países comunistas de la órbita de la URSS. Repito, Pablo, comunistas.

8. “Revertir la despoblación”, que es también un deseo, porque como sea una intención firme y nos obliguen a cambiar de residencia para ocupar la “España vaciada”… Resulta nostálgico ver un pueblo abandonado, pero supongo que es mejor que la gente sea libre de elegir dónde vivir. Nadie recuerda ya los tiempos en los que no era así.

9. “Garantizar la convivencia en Cataluña”, ni más ni menos. Política pura: convivir en sociedad. “Diálogo”, “derechos”, “igualdad”. Maravilloso. Descartan la guerra. Lo celebro.

10. “Justicia fiscal y equilibrio presupuestario”. Olé tus cojones. La injusticia, incluso la fiscal, no les gusta, y los prespuestos desequilibrados tampoco, como a mi abuela.

Publicar ese documento es una falta de respeto a la inteligencia de los ciudadanos, sobre todo a la de sus votantes. Con lo breve que es, aún se podría haber resumido en esto: lo vamos a hacer lo mejor posible, no como los demás. Empiezo a pensar que son inútiles para la política, en el mejor de los casos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close